Ejercicio de expresión escrita de la unidad 20 del Curso de Español de Medicina y Salud.
Curso de Español de Medicina y Salud
Curso de Español de Medicina y Salud

El sonido del silencio


Curso de Español de Medicina y Salud Capítulo
Estudiante: | Tutor: | Centro docente:
MIS CURSOS > Curso de Español de Medicina y Salud > El sonido del silencio > Ejercicio de expresión escrita 20.3
Ejercicio

Ejercicio de expresión escrita 20.3

temas relacionadosAyuda para estudiantes
Instrucciones
Desde los orígenes de la humanidad los humanos han entonado sus cantos para expresar su sufrimiento y aliviarlo, para mostrar su alegría y entusiasmarse con la plenitud de su salud y armonía; también como expresión de calma, de dicha, de gratitud, pues entonar el canto enaltece el carácter humano y unifica profundamente la personalidad.

Actualmente el canto de armónicos se está extendiendo por Occidente como una forma de canto terapéutico, ya que su vibración tiene funciones sanadoras y equilibrantes de nuestro sistema biopsíquico. Está también indicado para personas que tengan que afrontar cualquier tipo de enfermedad. Al practicar el canto armónico nos ponemos en disposición de asumir la responsablidad de nuestra propia salud mental, psíquica y espiritual.
Sus beneficios son:

  • Efecto profundamente relajante, antiestrés
  • Mejora el estado de salud física, facilita la recuperación de enfermedades
  • Mejora la capacidad de concentración
  • Facilita entrar en estados de meditación
  • Profundiza el autoconocimiento de la propia voz
  • Amplía la capacidad vocal
  • Amplía la capacidad auditiva

Tenemos la necesidad de restablecer constantemente nuestro equilibrio interior, de aprender a escuchar nuestro cuerpo y encontrar el lugar del silencio. El canto es una de las maneras más directas de hacerlo.
-Comente su opinión respecto a los beneficios del canto. Incluso si no sabemos cantar armónicos, todos tarareamos alguna cancioncilla o cantamos en ocasiones, todos tenemos alguna musiquilla o canción especial que nos ayuda a relajarnos o a cambiar de golpe y porrazo nuestro ánimo cuando nos sentimos tontorros o tristones. Háblenos de las suyas, y no olvide intentar utilizar diminutivos, aumentativos y peyorativos (campanillas, golpetazo...).



Esta página no se ha cargado completamente. Para visualizar el contenido de esta página hace falta estar matriculado y haber efectuado el 'login'.
Nombre de usuario (e-mail):
Contraseña:
¿Contraseña olvidada?

Ayuda si no consigue entrar en los cursos después de haber efectuado correctamente el 'login'.

Si usted no está matriculado puede efectuar la matrícula.

Temas relacionados con El sonido del silencio
Algunos de los siguientes enlaces pueden requerir estar matriculado en el curso correspondiente.
Curso de Español Comunicativo, capítulo. 6, Mi salud
Ejercicios de español interactivos

Curso de Español de Medicina y Salud Capítulo